Asegura tu Hogar

0
1236

Asegura tu hogar

 

Una buena medida preventiva que te puede evitar sorpresas es la de revisar de vez en cuando tu seguro de hogar y las medidas de seguridad que existen en tu vivienda, sobre todo cuando se acerca el momento de realizar un viaje o en caso de alejarte un poco con la finalidad de cambiar de aires por un tiempo relativo. No obstante, debes considerar que el verano es una época en la que se detecta un incremento en los robos realizados a viviendas, ya que estas suelen quedar vacías por tiempo indefinido. Por eso, es imperioso asegurarse de que tu casa se encuentre protegida antes de emprender el viaje, de esa forma evitarás concluir tu viaje con la novedad de que tu casa ha sido desvalijada en tu ausencia por algún amante de lo ajeno. Y te aseguras que encontrarás todas las comodidades con las que esperas ser recibido al regreso de tu viaje.

 

Puedes disponer de un sistema de protección por alarma y seguridad, el cual se cuenta entre las mejores opciones, pero si no aplica en tu caso, siempre puedes emplear algunos trucos de sentido común para hacer tu casa más segura. Cuida de cerrar puertas y ventanas cuando vayas a salir, no importa que sea solo un momento. Comprueba que todo quede bien cerrado, no olvides vaciar el buzón de correo y de ser posible pide apoyo a alguien de confianza para que realice una inspección de vez en cuando, solo para verificar que las cosas siguen en su lugar y si tienes la suficiente confianza permitirle el acceso para dejar la incertidumbre con respecto a su presencia; de preferencia en horarios diferentes.

 

Ahora que ya te has asegurado que las puertas y ventanas se encuentran cerradas, que el sistema de seguridad (en caso de contar con uno) responde a la mínima señal de invasión podemos pasar al siguiente nivel de seguridad, ya que aunque estas medidas suelen funcionar, nada te garantiza que la acción nociva de algunos vivarachos pueda aún hacerte salir de presupuesto al haber encontrado la manera de burlar todas nuestras medidas preventivas. Por eso resulta importante garantizar el máximo nivel de protección sobre tus bienes, y para eso existen los seguros, quienes no solo te devolverán aquello que pudiera ser robado o dañado, también te proporcionarán la tranquilidad de contar con un respaldo. No obstante el hecho de pasar por una experiencia de robo es siempre un proceso traumático, pues muchos objetos que se encuentran dentro del hogar son irremplazables debido a su valor sentimental, un seguro te garantizará al menos la recuperación por el valor del objeto al momento del robo y siempre en la medida en la que tu yo haya declarado al momento de la contratación.

 

Tu hogar es como un recinto sagrado, un lugar donde guardas las posesiones que consideras de valor, las cuales has adquirido por su alto grado de satisfacción o utilidad personal. Si vivieras en tiempos feudales, seguramente tendrías a tu servicio una tropa completa a tu servicio con la única finalidad de proteger tus bienes. El ejemplo es un poco exagerado; hoy en día no sería común ver una casa habitación acorazada por caballeros en brillantes armaduras; necesitamos protecciones más simples y con un grado mucho menor de violencia. Para esto tenemos los seguros de hogar. Ésta es una forma mucho mas discreta, simple, económica y sencilla de proteger tus bienes de sufrir algún daño o imprevisto.

 

Un seguro de hogar te aportará seguridad en caso de que tu casa necesite ser reparada o reconstruida, te verás protegido ante una situación que de no contar con el mismo sería muy difícil de asumir financieramente. De igual forma, si llegases a sufrir algún robo o daño en tus posesiones, también tienes la opción de recibir una compensación adecuada por las mismas.

 

Llegado el momento de realizar la contratación de un seguro de hogar, se te planteará que seas específico con respecto a todo aquello que será cubierto por la póliza, así como también todo lo que será excluido de la misma. Las garantías que se pueden incluir dentro de la póliza resultan muy variadas y abarcan una gamma de aspectos distintos. De acuerdo al tipo de vivienda y al uso de la misma. Encontrarás diferentes tipos de pólizas enfocadas de manera directa a cada una, dependiendo si la propiedad que deseas asegurar es la vivienda principal, una casa de verano, te encuentres pagando la renta de una casa o seas el propietario de la misma y la tengas de alquiler para alguien más.

 

En cualquier caso, las coberturas de un seguro de hogar se definen basándose en dos conceptos: continente y contenido.

 

El continente se refiere a la estructura física de la vivienda y en sus dimensiones. El contenido son necesita mayor explicación sin embargo para objetos de no dejar dudas, vamos a decir que se trata de todas aquellas posesiones que la estructura pueda contener dentro de las paredes de la misma.

 

Si te encuentras en la situación de alquilar una vivienda, probablemente solo tengas que preocuparte por el contenido, pero si eres propietario de un bien inmueble y vives en el, entonces tendrás que ocuparte de contratar ambas modalidades, a efecto de garantizar la mayor cobertura posible.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here